Si algo no puede faltar en la mesa del mexicano son aguas frescas de temporada ya que el país cuenta con una gran variedad de frutas exóticas y tropicales.

Sin embargo, la jarra de agua de Jamaica es un refrescante y delicioso manjar a la hora de comer y se sirve en la mayoría de los restaurantes y hogares siendo muy popular entre la población Azteca.

¿De donde viene la flor de jamaica?

Las flores de jamaica, también conocidas como flor de hibisco, son originarias de África tropical y del este de Asia y hoy día se cultivan en varias partes del mundo incluyendo México

La flor de jamaica es la flor del arbusto Hibiscus sabdariffa, pertenece a la familia de las malváceas. El arbusto es cultivado por sus cálices, que son la parte carnosa y gruesa de la flor que envuelve la semilla. Los cálices se secan y se usan para hacer la fusión de agua de jamaica y su sabor es muy popular en casi todo el mundo.

 

 

También puede usarse aparte de la gastronomía en la medicina tradicional, contiene altas cantidades de vitamina C, ácido málico y ácido cítrico lo que da a la bebida un sabor ácido y refrescante, se le atribuyen propiedades diuréticas y antioxidantes, entre otros beneficios para la salud

La Jamaica y otras exquisiteces.

Una forma de utilizar la flor de jamaica en salsas es preparando una reducción con ella. Para hacerlo, se debe cocinar las flores de jamaica en agua hasta que se ablanden y se abran, y luego colar el líquido resultante. Luego, se debe cocinar el líquido a fuego medio-bajo hasta que se reduzca y tenga una consistencia ligeramente espesa.

La reducción de flor de jamaica se puede utilizar para hacer una salsa agridulce que va muy bien con carnes asadas, como pollo o cerdo. Para hacer la salsa, se puede mezclar la reducción con jugo de naranja, miel, vinagre y algunas especias como canela, clavo y pimienta.

En general, la flor de jamaica es un ingrediente muy interesante que aporta sabor y color a las salsas para carnes y pescados, y que puede utilizarse de muchas maneras diferentes en la cocina.

Volviendo a la bebida popular en México, así es preparación de agua de jamaica.

2 tazas de flores de jamaica secas

8 tazas de agua

1 taza de azúcar (o al gusto)

Hielo al gusto

Instrucciones:

  1. Lava las flores de jamaica en un colador con agua fría.

  2. En una olla grande, agrega las flores de jamaica y el agua y ponlo a hervir a fuego alto.

  3. Reduce el fuego y deja cocinar por unos 20 minutos, o hasta que las flores de jamaica estén suaves y el agua se haya vuelto de color rojo oscuro.

  4. Retira del fuego y agrega el azúcar, revolviendo hasta que se disuelva completamente.

  5. Deja enfriar a temperatura ambiente y luego coloca la mezcla en el refrigerador hasta que esté fría.

  6. Sirve en vasos con hielo y disfruta de tu agua de jamaica refrescante.

  7. ¡Listo! Ya tienes una deliciosa y refrescante agua de jamaica para disfrutar en cualquier momento del día.

Si algo no puede faltar en la mesa del mexicano son aguas frescas de temporada ya que el país cuenta con una gran variedad de frutas exóticas y tropicales.

Sin embargo, la jarra de agua de Jamaica es un refrescante y delicioso manjar a la hora de comer y se sirve en la mayoría de los restaurantes y hogares siendo muy popular entre la población Azteca.

¿De donde viene la flor de jamaica?

Las flores de jamaica, también conocidas como flor de hibisco, son originarias de África tropical y del este de Asia y hoy día se cultivan en varias partes del mundo incluyendo México

La flor de jamaica es la flor del arbusto Hibiscus sabdariffa, pertenece a la familia de las malváceas. El arbusto es cultivado por sus cálices, que son la parte carnosa y gruesa de la flor que envuelve la semilla. Los cálices se secan y se usan para hacer la fusión de agua de jamaica y su sabor es muy popular en casi todo el mundo.

También puede usarse aparte de la gastronomía en la medicina tradicional, contiene altas cantidades de vitamina C, ácido málico y ácido cítrico lo que da a la bebida un sabor ácido y refrescante, se le atribuyen propiedades diuréticas y antioxidantes, entre otros beneficios para la salud

La Jamaica y otras exquisiteces.

Una forma de utilizar la flor de jamaica en salsas es preparando una reducción con ella. Para hacerlo, se debe cocinar las flores de jamaica en agua hasta que se ablanden y se abran, y luego colar el líquido resultante. Luego, se debe cocinar el líquido a fuego medio-bajo hasta que se reduzca y tenga una consistencia ligeramente espesa.

La reducción de flor de jamaica se puede utilizar para hacer una salsa agridulce que va muy bien con carnes asadas, como pollo o cerdo. Para hacer la salsa, se puede mezclar la reducción con jugo de naranja, miel, vinagre y algunas especias como canela, clavo y pimienta.

En general, la flor de jamaica es un ingrediente muy interesante que aporta sabor y color a las salsas para carnes y pescados, y que puede utilizarse de muchas maneras diferentes en la cocina.

Volviendo a la bebida popular en México, así es preparación de agua de jamaica.

                2 tazas de flores de jamaica secas

                8 tazas de agua

                1 taza de azúcar (o al gusto)

Hielo al gusto

Instrucciones:

  1. Lava las flores de jamaica en un colador con agua fría.

  2. En una olla grande, agrega las flores de jamaica y el agua y ponlo a hervir a fuego alto.

  3. Reduce el fuego y deja cocinar por unos 20 minutos, o hasta que las flores de jamaica estén suaves y el agua se haya vuelto de color rojo oscuro.

  4. Retira del fuego y agrega el azúcar, revolviendo hasta que se disuelva completamente.

  5. Deja enfriar a temperatura ambiente y luego coloca la mezcla en el refrigerador hasta que esté fría.

  6. Sirve en vasos con hielo y disfruta de tu agua de jamaica refrescante.

  7. ¡Listo! Ya tienes una deliciosa y refrescante agua de jamaica para disfrutar en cualquier momento del día.

es_ESSpanish
Abrir chat
1
Hola
Mi Whatsapp es: